Ir al contenido principal

Textos de Manuel Barranco Roda



La Soledad es un destierro en un País en llamas. Yo estoy ardiendo y me quemo sin tu Mirada.

 Me gustaría vivir en un Mundo, en el que cada uno, pudiera Amar al que quisiera... sin ser Juzgado…

Me gustaría vivir en un Mundo, en el que cada uno, pudiera ser lo que quisiera… sin ser Juzgado…

Me gustaría vivir en un Mundo, en que no importe de que religión seas...

Me gustaría vivir en un Mundo, en que no importe tu raza...
Que para la mujer y el hombre,
la palabra igualdad sea un hecho...

Me gustaría vivir en un Mundo dónde me pueda enamorar del aire,
sin preguntarme por su sexo...

Me gustaría vivir en un Mundo Libre;
sin guerra, sin hambre, sin miedo...
Me gustaría... Vivir y dejar vivir.




En la Vida
se cruzan caminos,
miradas y destinos.
En la Vida
se cruzan personas,
que son parte de tu historia,
son oído, palabras, abrazos
y esa fuerza que a veces me falta.
En la Vida
se cruzan los versos
con las risas y las lágrimas,
se cruza la Vida con la Vida
y con Te Quieros
con nuestros Tiempo
de entretiempo
del pasar de los años.
Y me doy cuenta,
que cuando te necesito,
estás
y en ese silencio,
que rompe con todo
porque es seguridad,
porque eres mi familia ( hermana, amiga, cuñada




  Son tus ojos el cielo
¿Y si llueve?
Y si llueve... Es misterio.
Porque toda flor
necesita agua,
como tu mirada colores,
como yo, tu sonrisa.
Como el Arco Iris
necesita la lluvia
y los rayos de sol,
para dibujar en el cielo
nuestra Amistad.




Concienciar, educar y enseñar… haber de preocuparnos de crear naves espaciales, que no van a ningún sitio y armar atómicas, para destruir y defender nuestra decadente economía del petróleo, con la comida que tira una familia normal se alimentan 50 niños… Tenemos, que concienciar a la gente del mundo rico, que les tenemos que llevar alimentos… Todo el mundo da algo, pero la mayoría de las veces no llega. Les tienen, que enseñar hacer pozos y plantar alimentos, para eso debería de estar el ejército, para crear y no para destruir…Haber de fusiles, que llevaran azadas, haber de granadas de mano, que llevaran semillas de trigo… Porque un día, se les puede dar pan, pero si les enseñas hacerlo y le das los medios pueden comer pan todos los días. Educar a nuestra juventud del mundo rico, que todo tiene un final, y debemos de respetar a la naturaleza… La energía no es inagotable, debemos de gastarla con moderación… El agua, la electricidad, el petróleo… La misma atmósfera, está enferma de nuestra ceguera, no podemos pensar, que no pasa nada, que siempre van estar ahí, ¡NO! Tenemos que cuidar a la naturaleza, para que generaciones que vengan puedan vivir.
Por qué en un mundo donde gobiernan unos cuantos ricos,
 necesitan de muchos pobres,
 para mantener su estatus.
 Enfrentado a los pueblos,
 unos a otros,
 e incluso inventándose malditas guerras,
 Tenemos el mismo Dios,
 pero con distinto nombre
 tuvimos la suerte de nacer
 en el lado fértil del río,
 tenemos el mismo Dios,
 pues lancémosle nuestra ayuda,
 una mano,
 para ayudarles a levantarse del terror
 y la otra,
 para ayudarles
 a quitarse las cadenas del hambre.
 Nos tenemos,
 que dejar de mirar nuestros ombligos,
 y poner en marcha los cinco sentidos,
 les podemos llevar pan
  y les quitaremos el hambre un día.
 Si les enseñamos a cultivar su tierra,
 les daremos su libertad.
 Si les enseñamos a cultivar su mente,
 les daremos la Paz.
 Paz de pensar libremente,
 sin la opresión de los que gobiernan mal.



SENTIR

 Tengo miedo de dejar de querer,
 tengo miedo de no oler a la soledad.
 Tengo miedo de que vuelva a llover,
 tengo miedo de no ver la inocencia.
 Tengo miedo de dejar de creer,
 tengo miedo de que cuando vaya, 
 ya no estés.
 Tengo miedo a no tener miedo,
 tengo miedo a la muerte.


 Al final, para que tanto miedo,
 si te quiero, si te tengo…
 Si me mojo con la lluvia 

 Creo en ti y sonrío a tu presencia…
 Miedo tengo, 
 pero a la muerte no temo, si te tengo.
 y lloro por tu sonrisa…



El horizonte...

...Infinito

El otro día
me quede mirando
el cuadro
que me regalaste.
Ese paisaje
de amapolas
rojas
entre verdes
de la hierba mojada.
Se ven esas gotas de agua,
donde se refleja
la luz.
La Luz atrapada
de unos ojos
enamorados.
Me acerco, me separo
para ver lo que no se ve;
El horizonte...

...Infinito

Esas sonrisas
de las que me enamoré.






Qué bien huele el pan reciente,
quema un poco,
pero está Crujiente
su corteza,
y suave la miga.
Ese Pan,
que nos ha salvado
de tantas Guerras,
y ha matado al hambre,
aunque fuera Duro.
Y es verdad, mojar pan,
es felicidad.
Algunos niños sueñan,
por "El Maldito Hambre" que mata,
con Pan. Algo tan sencillo,
que tiene la libertad.






  
Gotas de agua serena
de lluvias de primavera.
Es el rocío del alba,
que deja esos aromas
de dulces sueños.
Gotas de agua del Tiempo
de miradas profundas,
que rompen en Te Quieros.
Llueve primavera llueve,
para que las sonrisas
me lleguen,
son dos gotas de agua
pintadas en flores,
son mi Vida... Alegría;
son mi Pasión... Mi Mamá y mi Sobrina.
Son dos gotas de agua
intercaladas en el Tiempo.




Hoy me duele la pierna y no es un dolor físico sino espiritual. Por hacerme el duro y creer que puedo vivir sin verte. Por echar en falta tus manos, tus sonrisas, tú presencia. Te necesito en cada momento y por cada minuto que no te siento me duele más. No estoy acostumbrado a nada, así que un poco me parece mucho. No sé cómo me enamorado, lo que sé es que es fácil quererte, no sé qué hacer para me quieras… nada porque el amor no se busca se encuentra… cómo a mí me ha pasado. Lo que sé es que me duele cada vez que no te encuentro, no puedo ser duro porque no lo soy, seré como he sido siempre, un soñador que se conforma con oír el trinar de un pájaro que vuela, pero que espera poder volver a escuchar a la mañana siguiente. Tú eres mi mañana siguiente y por eso merece la pena luchar. No tengo nada para ofrecerte sólo mi vida…



Te siento como la brisa del mar,
libre y ligera.
Te siento como a lluvia de abril,
necesaria y copiosa.
Te siento como el calor del verano,
alegre
y con tu corazón desnudo al amor.
Te siento como la tierra mojada,
viva por la pasión de una mirada.
Te siento
como la fragancia de una rosa,
locamente enamorado.

Enamorado de tus sueños,
me quede dormido,
suspendido en el tiempo.

Enamorado de tu vida,
detuve el tiempo,
mirando la Luna vieja.

Enamorado de tus palabras
dibuje la Luna en un lienzo,
para regalártelo por la mañana.
Y hacer de tus sueños mis sueños,
hacer de tu vida mi vida,
hacer de tus palabras mis versos.





Entre poetas.

Se reducen las distancias,
entre poetas y palabras,
chocándose con la vida,
ideas, que cruza los mares.

Palabras tiernas de aliento
de una poetisa a su hijo.
Palabras de amor sentido
de mi poeta a su madre.

Se acogió él uno al otro,
abrazándose a sus poemas.
Devolviendo poco a poco,
las sonrisas a sus vidas.

Las palabras, mil palabras,
para pintar mil colores,
de mil versos, de mil flores.
Flor, que retoña del alma,
mil veces nace el amor,
entre una madre y su hijo.
Entre poetas mil abrazos
y mil sueños, un silencio
por pintar los dos llorando,
dulces palabras de amor.



Pintura Manuela Carrión

Obra "Primavera" 80x70 cm
Acrílico estilo impresionismo
 

Ahora,
no estaba escribiendo,
sino sintiendo.
Los sentimientos son naturales.

Tú también eres natural.
Me haces sentir
muy bien con tus caricias
de palabras
y tu risa contagiosa.

Contagias pura alegría, nos haces sentir que también podemos estar alegres.




No sé Quererte
de otra manera.
Por eso
cada día invento
una nueva forma
de hacerte cosquillas
de llegar a ti,
por sorpresa,
aunque sea de puntillas.
Sorprenderte
con grandes Palmeras
de chocolate
o dibujarte corazones
con tu carmín
en el espejo.
Me gusta
verte reír
cuando te dejo
flores en el coche
con esa nota tonta,
que dice:

- HOLA,
TE ESTOY MIRANDO
SONRÍE,
QUEDAMOS DONDE SIEMPRE-

Me gusta Quererte

 
Feliz día
a los enamorados
a los que sonríen
a los que trabajan
por un maňana.
Feliz día... perro ?
Feliz día... gato ?
Es día de seguir luchando,
para que tus ojos
me vean contento
por decirte:
¡Qué guapa
estas sin peinar!
¡Por el amor,
que me das!

Feliz sábado!!!
Arriba corazones!!!

 
Cosas de Bravas:
-Camarero!!!
una de Bravas con la salsa a un lado
-Marchando Cocina!!!

-Oye Pepe,
¿por qué te comes las que tienen salsa?
Si has pedido la salsa a un lado ¿¿¿???
-Porqué están más buenas, Mercedes :-)

-Lolo, anda cariño, trae más salsa Brava
¡¿POR QUÉ LOS HOMBRES SERÁN TAN TONTOS?!

«Yo mismo pensamientos silencioso»

 
Sí, se ve,
en tu mirada
ganas de soñar.

Todos tenemos espinas, lo que pasa, es que, el que nos quiere sabe por donde cogernos. Y si se pincha, se chupa el dedo y lo vuelve a intentar, todas las veces, que hagan falta. Porque el estar ahí, es estar para todO; en la risa, en el llanto y en el cabreo.
Si llueve mojate, si sólo es agua.

 
Hechos vitales.
El viento y el Sol; el mar.
Nubes y olas; el horizonte.
Tus ojos, mis ojos,
Y el tiempo
Corriendo a nuestro lado.
Tus manos, mis manos,
He intentando aproximarse a la felicidad.
Tu cuerpo, mi cuerpo,
Consumiendo un instante de vida.
El horizonte y el mar; la vida.
Si respiro, es porque tú me das oxigeno.
Si escribo, es porque tú me das palabras.
Si existo, es porque te sueño.
Si sueño, es porque vivo,
Por encontrarte despierto
O tú dormida, y yo ser un sueño.
Tus sueños, mis sueños
Se funden en el horizonte
Un instante,
Como una niebla espesa,
Sólo rota por el oleaje del mar,
Como los sueños al despertar,
Quedan nubes que el viento dispersa.
El Sol madrugador ciega los ojos,
De nuestros sueños.
Dando comienzo a un nuevo día,
Será este u otro día o algún día.
Seré yo, serás tú o seremos los dos.
Mas ese día,
Nos encontraremos de frente con una palabra llamada:

¡FELICIDAD!

Lady Halcón
Necesito valentía,
para decirle con la Palabra,
lo que estos ojos
ya expresan con mi mirada.

Necesito un abrazo... Su abrazo.
Ese calor de verano...
Esa flor de primavera...
Ese amor, ¡qué me altera!

Necesito un beso... Su beso,
para que el invierno sea salado
y dulce, entre la alcoba y la Luna.

Necesito un sueño... Su sueño,
para hacer, mía, su realidad
y envejecer a su lado.

Necesito un azucarillo,
para endulzarla la vida
y hacerla sonrír en cada momento.

Su felicidad, necesito
y por eso vivo. 

 
El barrio de Las Flores

Entre sus versos

me nació mi poesía.

Besos... Abrazos...

¡Os Quiero mucho Primos!

La verdad,

es que a la gente,

que queremos,

¡qué queremos tanto!

cuando se va,

nunca se van del todo,

porque queda dentro

de nosotros

lo que vivimos con ellos.

Y de repente

un día

salen de nuestra boca

sus palabras,

a lo mejor

con nuestras palabras,

pero tienen ese amor,

que nos enseñaron.

Y de repente

salen sus palabras,

para enseñar

esas pequeñas cosas

a las personas que queremos.

El legado de nuestra gente.

-¡Menudo canijo eras primo!

-¡Y Tú!

¡Eras un poco más alto que yo!



Me acuerdo

cuándo mi tío Moya

Me hacía la merienda...

Un bocadillo de quesitos.

Y luego... a correr...

por el barrio...

La calle las Flores,

el cine Dalia,

algunas travesuras

hemos formado.

Luego a llegar a casa

mi tía Vicenta

me lavaba la cara,

las manos,

y me contaba un cuento,

que se inventaba

en el momento,

y me dejaba

que me durmiese,

mientras tanto

seguía con su vida,

y nos quería,

entre sueño y sueño,

entre sus abrazos

crecimos.















Sí, se puede.

Pienso, que todos podemos cambiar el mundo,
Pero creo, que deberíamos de empezar,
Por lo que está  a nuestro alrededor…
Por las cosas cotidianas de cada día.

Escuchar  al Abuelo,
Regar el árbol, de la acera de tu casa,
Ayudar a un amigo,
Enseñar a los niños cruzar la calle,
Hablar con tu Madre, respetar a tu Padre.

Y Vuelves a regar el árbol y al amigo del árbol
Y Creces y das y enseñas a dar
Y Llevas pan y mantas al pobre,
Para quitarles el frio, el hambre.
Y Llevas lápices y libros al pobre,
Para quitarles el miedo
Y enseñarles a leer y a escribir.

Y Vuelves a regar el árbol y al amigo del árbol y al amigo del árbol
Y das y creces y sientes y piensas,
Que si todos ayudáramos a tres árboles,
 Cerca de casa,
 Tendríamos un gran bosque verde.

 Da la mano, para levantar a un amigo,
 Y este podrá levantar a otro, y el otro, al otro,
Formando una cadena
Y de esa forma cambiar el Mundo,
Rompiendo la máscara de la indiferencia.




Mirada violeta

Rayos del Sol
Que buscan un querer
Un campo de trigo
Cortado con la luz del amanecer.

Los Reflejos del eco de tu espejo,
que te recuerdan el ayer.
Ojos de mirada violeta,
que quieren amar… al desamor.
 Tu Yo, no quiere ser Tu Yo
solo quiere llevarte
por el desenfreno de la pasión,
donde los cuerpos llegan al orgasmo,
 sin tocar al corazón,
donde el amor no es amor,
sólo es el eco de los Rayos del Sol.

Tu mirada congela el tiempo…
 Petrificada entre tus sombras
buscas tu lugar,
quieres otra vez,
ese rico aire que acariciaba al trigo,
en su momento era tu destino,
pero te fuiste… en busca de aventuras.

Lo dejaste todo atrás
sin importante nada más,
te quedaste sin aire,
en pura Soledad.



¡Los niños son de todos!
 ¡No a la Guerra!
No podemos mirar para otro lado,
Porque no hay otro lado.
Esta el bien o el mal.
Europa debe de ayudar...
El Mundo debe ayudar...
No hay otra forma
De salvar a la humanidad.
Porque si no hacemos nada,
No seremos mejores de los que matan.
Porque ante la injusticia
Se debe de actuar.
Ante la muerte
Se debe de llorar
Tener sentimientos
De verdad.
Y no mirar
Para el lado opuesto del horror
Porque de esa forma
Los que matan
Cada día
Son más fuertes
Más altos y más guapos.
La parte del Mundo
Que nos consideramos los Buenos
Les debemos de mirar de frente
Y decir Basta
Basta de Guerra
Basta de MUERTE
Porque estamos aquí Juntos
Para luchar por la Libertad.
Lolotónico
Lolo
Manuel Barrancos Roda

===////////
=======/

 ¡No a la Guerra!
No podemos mirar para otro lado,
Porque no hay otro lado.
Esta el bien o el mal.
Europa debe de ayudar...
El Mundo debe ayudar...
No hay otra forma
De salvar a la humanidad.
Porque si no hacemos nada,
No seremos mejores de los que matan.
Porque ante la injusticia
Se debe de actuar.
Ante la muerte
Se debe de llorar
Tener sentimientos
De verdad.
Y no mirar
Para el lado opuesto del horror
Porque de esa forma
Los que matan
Cada día
Son más fuertes
Más altos y más guapos.
La parte del Mundo
Que nos consideramos los Buenos
Les debemos de mirar de frente
Y decir Basta
Basta de Guerra
Basta de MUERTE
Porque estamos aquí Juntos
Para luchar por la Libertad.





 
Dedicado a Ignacio Echeverría: 'el héroe del monopatín'
y a todas nuestras víctimas del terrorismo.







¡NO AL TERRORISMO!
                                        ¡SI A LA PAZ!
Somos humanos
con la misma Luna,
el mismos Sol.
¡Vemos las mismas Estrellas!
La Tierra eS bonita
llena de colores... Vida
¿Por qué llenarla de sangre y lágrimas?
Rompeis la Vida,
Rompeis los Sueños
de nuestros Arco Iris
Rompeis las alas de los niños,
la travesuras del destino (10)
¿Por qué
tanto odio,
tanto dolor,
tanta muerte?
¿Por qué
queréis detener El Tiempo
y dejarnos sin Futuro?

¡NO PODÉIS!
AUNQUE NOS MATEIS,
porque LA Naturaleza renace
como los poetas
y la idea de la Libertad
crecerá en las mentes,
que aunque tengan miedo,
se pregunta cosas...¡Cosas de Vivir!





 He visto volar
a una cigüeña,
al rato otra,
y detrás de ésta
otra cigüeña más pequeña.
Me parece que Hoy,
va ser un gran día.




 Raíces

Gracias
a esa sonrisa de mayo
existo.
Por esa mirada andaluza
que le regalaste a mi Madre.
Por esas palabritas pequeñas,
de Amor.
¡Caracolillos en verso
de flamenco en flor!
Andalucía tu sangre,
Tierra, cuerpo y Alma.
Tengo tus ojos verdes
y azules de ganas de guitarra.
Tengo tu sonrisa
de madrugar
por las mañanas,
de comernos el Mundo,
para cantarle al alba.
Tengo tu corazón verde
porque tu sangre
es mi sangre
y tu Tierra
es mi Tierra.
Por eso amamos
esa Espaňa,
del olivo y el tomillo.
Por eso Padre,
te doy las palmas,
para que no le falten
cantares a tus ojos,
verdes y azules
de amor del Alma.


..................................
                                 
                                                      
Raíces
Gracias
a esa sonrisa de mayo
existo.
Por esa mirada andaluza
que le regalaste a mi Madre.
Por esas palabritas pequeñas
de Amor.
¡Caracolillos en verso
de flamenco en flor!
Andalucía tu sangre,
Tierra, cuerpo y Alma.
Tengo tus ojos verdes
y azules de ganas de guitarra.
Tengo tu sonrisa
de madrugadar
por las mañanas
de comernos el Mundo
para cantarle al alba.
Tengo tu corazón verde
porque tu sangre
es mi sangre
y tu Tierra
es mi Tierra.
Por eso amamos
esa Espaňa
del olivo y el tomillo.
Por eso Padre
te doy las palmas
para que no le falte
cantares a tus ojos
verdes y azules
de amor de un hijo.







 
Todo el mundo tiene ídolos,
a los que parecerse, cuando uno crece.

El mío, es mi hermano José.
Yo de pequeño, le veía muy grande.
Siempre le he visto trabajando,
desde que tengo uso de razón.

Mi hermano, pasa de ser niño a hombre,
con la brisa de una noche de verano,
vendiendo bravas en la terraza del bar.
Porque él empezó
a trabajar con trece años.

“Caminante no hay camino,
 se hace camino al andar”.

Mi  hermano José, a mí,
me enseño el camino seguir,
y a mis otros hermanos.

“Caminante no hay camino,
 se hace camino al andar”.

Gracias a él tengo un trabajo,
gracias a él tengo una vida.
Porque él empezó
a trabajar con trece años.

Mi hermano José,
a pesar de empezar
a trabajar tan pronto,
tiene sus estudios.
Mi hermano José, ¡es un número uno!,
en todas las cosas que hace:
en el trabajo, en sus deportes,
de juerga, comiendo, dormido,
en su vida,
mi hermano José,
¡es un número uno!

¡Mi ídolo es mi hermano José!
Yo intento parecerme a él
en todo lo que pueda,
pero resulta muy complicado.
Todo el mundo lo respeta,
hasta los enemigos,
porque todo lo que conseguido en su vida,
lo ha conseguido
trabajando,
con el sudor de su frente.

Mi hermano,
pasa de ser niño a hombre,
con la brisa de una noche de verano,
vendiendo Bravas en la terraza del bar.

Muchas veces ejerce de mi padre.
Mi hermano José me dice:

«Manolo,
no hagas esto»

«Manolo,
esto se hace de esta manera»

«Manolo,
no te toques, que te ve la gente»

«Manolo,
ten cuidado con esa gente,
que no son de fiar»

Me lo dice,
porque él
ya lo ha vivido antes, que yo.

“Caminante no hay camino,
 se hace camino al andar”.

Mi  hermano José, a mí,
me enseño el camino seguir,
y a mis otros hermanos.

“Caminante no hay camino,
 se hace camino al andar”.

Gracias a él tengo una vida,
gracias a él tengo un trabajo.
¡Porqué mi ídolo,
es mi hermano José!

José,
aunque ha veces
no lo hago todo lo bien que debería,
no te canses de mí, tu hermano Manolo.

Mi hermano, pasa de ser niño a hombre,
con la brisa de una noche de verano,
vendiendo bravas en la terraza del bar,
porque él empezó a trabajar con trece años.

¡Feliz cumpleaños! ¡José!

 Un beso...
Dos besos...
Tres besos...
El primero el del cariño,
en la frente se ha dé dar.
El segundo de amistad,
en las mejillas nada más.
El tercero el del amor,
se reparten por el cuerpo,
como divinas caricias aterciopeladas.

Un beso,
dos besos,
tres besos...
En la mano primero,
para ofrecerte pleitesía.
En la boca el segundo,
para que nos devore la pasión.
El tercero mi niña,
el tercero, ya es de amor,
y vuelvo a recorrer tu lindo cuerpo
loco, loco, loco
vuelvo a recorrer tu lindo cuerpo.

Un beso,
dos besos,
tres besos...
De nariz a nariz,
para combatir el frío intenso,
los otros en el cuello,
para romper con el cielo.
Después amor, amor y más amor
y ahora tú eres la «Locacuerda»,
que besa mi débil cuerpo
y me abrazas con tu aliento.

Un beso, para mí.
Dos besos, para ti.
Tres besos, para compartir,
palabras y silencios,
y caricias locas de nuestros cuerpos,
que se rinden al tercer beso del amor

 Versos para Ella...

Sus ojos eran dos persianas,
que se abrían por las mañanas,
para ver lindas montañas.

Desprendían un brillo,
que llamaba a la calma.
Su risa,
Era, es y será
una ligera brisa,
que sosiega mi alma.
Sus caricias es el calor,
que precisa este corazón,
para que mis latidos tengan fuerza.
Sus palabras viven entre sueños,
su recuerdo en mi mente.
Ella me dio la vida,
La mía y la suya
Ella me dio alegría,
para seguir el camino
de mi vida.
Yo la entregue mi cariño,
y miles de besos y miles de versos. 



Los Barranco

-¿Una de Bravas?
-¡Marchando Cocina!

Algunas veces
encuentras en la vida
esa amistad.
Alguien que lo cambia
TODO... "tu todo"
por completo,
que te hace reír sin cesar;
te hace creer que en el mundo
existen realmente cosas buenas.
Ese alguien que te convence
de que hay una puerta lista
para que tú la abras.
¡Una amistad eterna!
 Yo no soy muy religioso, pero mi Madre, sí. Siempre se lleva su virgencita a todos los lados desde que era pequeña. Dice qué le ayuda y yo la creo. Se la dio su Madre, mi abuela, cuándo se vino para Madrid a trabajar interna. Al principio la virgencita dormia de bajo de su almohada, ahora la tiene bien puesta en su mesilla de su casa. Mi Madre no es de rezar, directamente le cuenta sus cosas, habla con ella y mi Madre me dice que le contesta a su manera. «No lo ves Manolo, tengo un hogar con tu Padre y tus hermanos, estamos juntos y todos tenemos trabajo. No lo ves Manolo, como mi virgencita me contesta.»
«Sí Mamá»

Ellas, hablan a su manera.
 Zamora.



Más sólo me encontraré a salvo
si escribo mis sentimientos en papel,
en versos violetas.

Con un corazón aguado como un tintero
por no haber llegado a ser amado.
Una pluma que borronea en violeta,
versos de amor apagado.

Rodeado de papeles, de poemas,
que para mí ya no sé si, significan lo mismo,
que cuando los escribí.
Sentimientos, que ya no siento.


Quedará el recuerdo grabado a fuego,
por la pluma de un poeta,
que de ti estuvo enamorado.
Quedará el eco detrás de la montaña,
un susurro que se repite cada vez más lejos.


Porqué este mundo está construido con guerras,
¿acaso hicimos la Torre de Babel tan alta,
qué no nos llegamos a entender?

Quiero ser yo, incluso al otro lado del espejo,
incluso enamorarme otra vez de tu reflejo.
 La lluvia, fuerza y belleza

Entre la lluvia se puede soñar,
Mojarse, crecer y empezar a Amar.

La lluvia
también es bella
por sus cambios de intensidad
por sonido del chiviri
por el olor a tierra mojada
por los colores grises,
pero atravesados,
por arco iris.

Esas gotas de abril en la ventana
me recuerdan a los cuentos,
que me contabas cada mañana.
 
23 DE OCTUBRE

Mamá
¿A qué es muy guapa?
Pues es mi Madre.
Te Quiero Mucho Mamá
Es
su voz
dulzura
caricia
fuerza
experiencia
seguridad
felicidad
sueňos.
Es
su voz
mi primera
canción
mi conciencia
mi enseñanza
Es
su voz
ese Tiempo
prestado
de las Estrellas.
La palabra
inmediata
que cura.
Una palabra
de ayuda
siempre.
Palabras
timidas,
pero seguras
de decir
lo que se siente.
Mamá
no sé escribir más.
Sólo:
¡Te Quiero Mucho!
¡Feliz cumpleaños!



 

Verónica

Te vi a lo lejos
en la plazoleta
al lado de la farola
donde la luna era nuestra.

Paró de llover,
y se apagó el arco iris.

Te llamé: -¡Verónica!-
Intenté atrapar tu mirada,
pero ya, no estabas.

Pero te buscaré...
Te buscaré entre la gente
en esos lugares donde fuimos felices;
en mi parque, en tu árbol, entre las nubes y el viento.
.
Te buscaré entre las gotas de la lluvia
en tu portal de mis sueños,
dónde nos besamos, sin pensar,
en mañana.

Paró de llover,
y se apagó el arco iris.

Te llamé: -¡Verónica!-
Vi, mi sonrisa
en tu mirada,
pero tú, ya no estabas

Te buscaré entre las fotos
para hacerte recuerdo
porque te quiero.



No sé Quererte
de otra manera.
Por eso
cada día invento
una nueva forma
de hacerte cosquillas
de llegar a ti,
por sorpresa,
aunque sea de puntillas.
Sorprenderte
con grandes Palmeras
de chocolate
o dibujarte corazones
con tu carmín
en el espejo.
Me gusta
verte reír
cuando te dejo
flores en el coche
con esa nota tonta,
que dice:

- HOLA,
TE ESTOY MIRANDO
SONRÍE,
QUEDAMOS DONDE SIEMPRE-

Me gusta Quererte



Hay cosas y cosas, 
pero son las personas,
las que las hacen importantes.
Personas
que atrapan ese instante 
y lo convierten en magia. 
Esa magia 
que se respira 
con el aire;
recuerdos 
de risas, 
cervezas 
y palabras.
Momentos compartidos
detrás de mi Barra. 
Pues aquí 
se ve magia;
tus ojos brillantes 
de niño grande 
de querer comerte El Mundo, 
 y te pertenece un poco,
porque está debajo de tus pies
y caminas
en la buena dirección 
hacia tus sueños. 
Querido Yago Steiner,
espero que te vaya muy bien 
en tu nueva aventura 
y  recuerda, 
que tú gente 
y por supuesto 
nuestra Amistad 
siempre estará Aquí, 
en los mejores recuerdos 
de nuestra juventud. 

 
Porque El Mundo
es un Sueño
en el que tenemos,
que Vivir.
¿Y por qué NO
Soñar
con Pan
y la alegría de mojar
en la Felicidad?
Porque El Futuro,
no lo detiene
Nada, ni nadie.
Te lo dice
El Pasado.
Porque es compartir
momentos
y cantar al Presente
Y Amar ahora,
porque es
en El Hoy
donde somos Libres...

 

MI FLOR 
Ningún Cáncer
podrá hacer
que te olvide.
Me quedo 
con todas tus caricia
y esas palabras serenas
de media tarde.
Con tus besos 
de primavera
al lado del Almendro.
Con esos días de cine
y como nos peleábamos 
por las palomitas. Recuerdo... 
¿Te acuerdas? 
¿Me puedes oír?¿Verdad? 
¿Te acuerdas? 
Cuando montábamos 
con la bici 
por la Fuente de la Salud
y te caías 
y iba corriendo ayudarte.
Loco
por si te hubiera pasado algo
y te restregaba
una flores 
por las heridas 
para curarte
porque lo habíamos visto 
en esa película del oeste. 
Yo me creía el mayor
porque cuidada de ti. 
Pues ahora tu eres mi Flor 
y cada vez que te recuerdo
curo mis heridas.
Estas aquí
dentro de mi sangre 
y ayudas a mi corazón 
a bombear
y a mi mente a sentir. 
Te quiero 
y nada, ni nadie
lo podrá cambiar 
MI FLOR.


La mariposa
Tuvo un principio
Complicado
O diferente
A su verdadero fin.
Pero... En un momento
De muestras vidas nos damos
Cuenta, por lo que luchamos
Y el Valor de nuestros Ser.



 
 "La Fuente de la Salud"
Era mágica 
cuándo yo era "enano"
corriendo entre los Olmos negros, 
que cubrían, 
su cielo 
con hojas,
verdes ramas 
con ardillas y pájaros.
El Carpintero, 
por ejemplo.
Después en la Tierra, 
corría el conejo, 
algún zorro, 
jabalís 
ratones de campo, 
el famoso lagarto. 
Estaba, estaba 
El Agua Santa, 
El Agua de Vida 
por la que venía 
la gente 
El Pueblo llano 
Porque La Fuente de la Salud,
es del pobre;
de los enamorados,
y de sus primeros besos. 
De ese juego 
de los niñ@s ,
sin preocuparse
por ser mayores.
Del paseo del abuelo,
que le da juventud.
Las comidas 
de familia 
de llevar la Tortilla,
para respirar Libertad.
Esas pipas, entre palabras...
Nuevas palabras,
de los primeros botellines
en el Bautista.
Me he dado cuenta, 
que es parte de mi vida.




 Te das cuenta
que el Tiempo
pasa.
Por todas
las flores
nuevas,
que descubres
cada mañana.
Y tú, ya tienes aňos,
para saber
de cada flor.
Está, es del haba,
la otra de naranjo
unas pinchas
y abrazan,
a la vez,
por su belleza.
Otras salvajes
crecen
hasta de la piedra
por su dureza.
Pero... Mis arrugas,
se convierte
en inocencia
de mis ojos
por descubrir
una Flor
cada día,
por sentirme
aventurero de colores
he imaginados
en mis sueños.
Te descubro,
cada día
y por eso... ¡Te Quiero!

 





¿No es el Sol,
una parte de nosotros?
Como la Luna,
una parte de la noche.
Como la Flor,
una parte de ti. 








Estamos en un Mundo,
donde se va muy deprisa
y se olvida pronto.
Nadie es imprescindible,
pero todos somos necesarios.
Tener cerca alguien,
que te quiere
es agradable.
Porque te hace sentir importante
y parte de la sociedad.
Pero... Realmente,
cuando te despiertas
y te levantas,
al primero,
que tienes
que Querer
es a ti mismo.
Mirarte a espejo
y sonreír,
y Decirte:
-¡TE QUIERO CHAVAL!
Y respirar,
volver a sonreír
Y dar los buenos días
al que tengas
a tu lado.
Si tú,
te quieres
puedes hacer
Feliz
a los tuyos
A ti,
Al Mundo. 





Stelle
Sole
Luna
Terra
Acqua
Triangolo
Quadrato
Cerchio
Vita
Natura
Fuoco
Uomo
Umanità
Amore
Felicità
Pace
Libertà
Cerchio
Quadrato
Triangolo
Spazio
Tempo
Orizzonte
Infinito
Universo






Estrellas
Sol
Luna
Tierra
Agua
Triángulo
Cuadrado
Círculo
Vida
Naturaleza
Fuego
Hombre
Humanidad
Amor
Felicidad
Paz
Libertad
Círculo
Cuadrado
Triángulo
Espacio
Tiempo
Horizonte
Infinito
Universo 






Stars
Sun
Moon
Earth
Water GC
Triangle
Square
Circle
Life
Nature
Fire
Man
Humanity
Love
Happiness
Peace
Freedom
Circle
Square
Triangle
Space
Time
Skyline
Infinie
Universe


 étoiles
Soleil
lune
terre
Eau
triangle
carré
cercle
vie
nature
feu
homme
humanité
Amour
bonheur
paix
liberté
cercle
carré
triangle
espace
temps
horizon
infini
univers



¡Cómo La Naturaleza
da miles y miles
de principios
a la Vida!
Yo, tengo,
mil sonrisas
para ti,
repartidas
por nuestros rincones.
En la nevera
te he dejado
besos
y algún poema
escondido
en tu habitación,
para poder desayunar
tu mirada,
esos ojitos,
que me agrandan
el Alma.
Y cómo La Primavera
a la Flor
te dejo libre,
por que me gustas, libre, feliz y loca.
Porque me gusta
mirarte,
cuando no me ves,
y sentir tu esencia,
esa fragancia
dulce de tus sueños. 
 A lo mejor,
es esa forma,
tuya, de ser rebelde
lo que me hace insistir.
Esa forma, tuya,
de Querer...
  
Me llaman mucho la atención, la cantidad de colores, que nos regala la naturaleza.
Hasta, los marrones y grises, tienen viveza. Esos verdes de las plantas;

Verde oscuro... Dureza.
Verde claro... Juventud.
Verde verde... Esperanza.

Después, están esas sombras. Por los contrastes de la Luz.
La sombra de una nube, sobre La Tierra; creadora de sueňos.
La sombra de una piedra, sobre otra piedra; oscuridad poderosa.
La sombra de un Árbol,
cobijo de Pastores y Poetas y Humanos de bien.
También tenemos ese olor, que también es color. La lluvia cuando choca con la Tierra. Poderosa Naturaleza, capaz de crear y destruir, a la vez... La Vida.

¡Me gustan los colores! 
 Son las ramitas
Del olivo
Lo que lleva
En el pico
La paloma.
Blanca,
Como la nieve,
Y pura como
La miel.
La Tierra
Es el olivo...
El aire
Es la paloma
La paz
Es corazón,
El tuyo...
El mio...
El vuestro...
Un derecho
Y más obligación
De la Humanidad. 



El sonido del silencio

El Tiempo
pasa
entre los dedos
de nuestras manos
de forma invisible,
pero nos deja caricias.,
arrugas y recuerdos.
Besos del silencio
con el eco
de un te quiero.
Borrosas
palabra
versadas
en papel viejo,
que descolorea
el Tiempo,
pero que le dan más significado
por lo tanto que te amaron.
Porque el amor
prevalece al Tiempo.


 
Estoy aquí

Si alguna vez,
me ido.
Ya he vuelto.
Estoy aquí,
dispuesto
hacerte sonreír,
acabar con cualquier pena
a golpes
de cosquillas,
 y de midas palabrillas.
Con mís besos,
de barba fina
de tres días.
He vuelto
de mi lado serio
a mí yo,
más loco,
para recreación
de sentirnos mejor.
Achuchar
a esas malas caras,
que el trabajo deja
serias
preocupadas
tristes.
Si hace falta
Te meto el dedo en el ojo,
Pero... Ríe.
Ríete, de ti misma.
Ríete, de mí.
Ríe, Al Mundo.
Pero... Sonriamos juntos.





Tengo que quererte
Despacito
Casi en Silencio
Sin poder nombrar
Tu nombre,
Sólo en mis sueños.
Tengo que quererte
Entre susurros
De mis palabrasversos
Entre papel y lápiz
Entre nubes y sueňos.
Tengo que quererte
Con miradas
Escondidas
Entre mis ojos y los tuyos
Robarte medios besos
Y algo de Tiempo,
Que no eran míos.
Tengo que quererte
Con mi Locura
De rodearte
Miles de abrazos
Y caricias pintadas
En corazones de tiza...
Tengo que quererte
Cada momento
Que te pienso
Donde te nombró
En voz alta
Y te digo:
-Aquí estoy yo,
Para lo que te haga falta.


Entiendo,
que muchos no me entiendan.
Entiendo,
que no te guste los animales,
ni los humanos,
que también somos animales.
Entiendo
que el Mundo esta herido,
y Tú estás en éste.
Entiendo,
que tengas miedo
a lo no previsto.
Entiendo,
que pienses que el dinero,
es felicidad,
porque todo se compra.
Entiendo,
que muchos estáis muertos, pero vivos.
No entiendo
las guerras,
ni el hambre,
ni el por qué de matar,
Animales, ¿ES FÁCIL?
¡Es fácil hacer daño!
Es más difícil
reír todos los días,
aunque estés malo.
Es difícil trabajar para vivir
con poco,con poco
para ser feliz.
Es difícil ser tú mismo
en un Mundo en Guerra,
porque las máscaras
ayudan a sobrevivir,
con ese precio de tener,
que mirar para otro lado
cada vez que vemos
el dolor de los demás.
¡No es nuestro problema!
Es difícil
plantar una flor
regarla todos los días
y luego dejarla libre.




Es sólo una flor,
pero puede cambiar tu mundo,
crece entre susurros
de la primavera,
entre ojos tristes,
que no la ven, pero crece,
entre la escarcha,
entre las risas de los niños,
entre el sonido del viento,
entre mis versos,
entre mi silencio, pero crece.



 Universo sol luna tierra hambre llanto risas estrellas sueños cielos aire palabras árbol pasajero océano pájaro hombre mujer niño anciano recuerdos comienzo y tú mi flor



La tortilla

Entre en casa, como siempre cansada de trabajar, con hambre. El olor a comida me despertó más el apetito, fui directamente al salón a indagar:
- ¿Qué habrá preparado de cenar?
Para mi sorpresa, la mesa estaba montada con los manteles y la porcelana que me regalo mi madre. Las copas de bohemia estaban regadas por una de las botellas que sobraron de Navidad. Obsequio de mi padre, vino de Toro de Zamora de mi tierra. La  mesa adornada con una suculenta ensalada y una escueta, pero enorme tortilla española. Mi menú favorito, simple y complicado a la vez…
Al otro lado de la habitación estaba Paco, me recibió con una sonrisa forzada, intentando  terminar los últimos detalles. Mientras tanto empezó a sonar nuestra canción, me ofreció vino y  abrió la palma de su mano entregándome un estuche…
Veintitrés  minutos antes, BAR EL PASO:

-          Juan, una Tortilla.

-          ¿Cómo la quiere el señor? Tal cual o de jamón o de  bonito o de camarón o la quiere paisana a lo mejor.

-          NO JUAN, QUIERO UNA TORTILLA, PARA LLEVAR, DE PATATAS POR FAVOR,
¡QUÉ ME ESTÁ ESPERANDO MI MUJER!

-          Y, ¿cómo está María?

-          ¡Bien! Trabajando mucho.

Para Paco los minutos de espera son interminables:

-          Paco, la tortilla. Siete  con ochenta, por favor.
-
-          TOMA, JUAN, COBRA Y GRACIAS.

-          Paco, por cierto, ¿hoy hace un año de vuestra boda?

-          ES VERDAD; MARÍA ME ELIGIÓ A MÍ, PERO LE SIGUEN GUSTADO TUS TORTILLAS.


-          Es la vida Paco, no pasa nada. Da la recuerdos, me alegro que os vaya bien, y si puede que me devuelva mi lib...

Con la tortilla por fin en su poder, Paco  marcho para su casa, a toda velocidad sin esperar a que Juan terminara de hablar.


…al ver el estuche me puse súper nerviosa y se me secaron un poco los labios por lo que acepté de buen grado saborear el vino de papá. Antes de abrir mi regalo, solté la copa encima del televisor, para tener libre las dos manos. Paco me miraba impaciente, agarré mi estuche con cuidado es pequeño, pero pesa.

-          ¿Qué tendrá dentro? Pienso.

 Sonreí, cerré los ojos y ala abierto.
-
-          ¡Dios! ¡Dios! ¡Dios! ¡Un Diamante! ¡Un Diamante! ¡Un Diamante!

Y, ¡qué diamante! el más grande que había visto en mi vida. Necesitaba beber, fui a por el vino, pero con los nervios tire la copa, por lo que opte por besar a Paco alocadamente. Pare para respirar y beber de la misma botella, el vino manchó mi blusa, Paco intentaba recuperar cada gota de ese vino de la felicidad, besando mi acalorado cuerpo. ¡Qué diamante! Fuimos a cenar con la prisa de dos amantes que tienen miedo a que se acabe la noche. Ya en la cama me entregue a él, como una loca, que no tiene miedo a nada. Le di mi regalo de aniversario…

 A la mañana siguiente, desayunando:

-          Paco, anoche estuviste fenomenal

-          ¿Te gustó, nena?

-          Sí, ¡qué diamante!

-          ¡Gracias! cari

-          Pero… la tortilla, no es lo tuyo, estaba salada y se te olvido echarle cebolla.

-          ¿Cómo? MIERDA… “será cabrón” Rumió

-          Paco, no te enfades, pero las tortillas de Juan, me gustan más.

Moraleja:

-          No dejes que nadie te dé la vuelta a la tortilla, no vas tener siempre un diamante para arreglarlo.

La tortilla

Entre en casa, como siempre cansada de trabajar, con hambre. El olor a comida me despertó más el apetito, fui directamente al salón a indagar:
- ¿Qué habrá preparado de cenar?
Para mi sorpresa, la mesa estaba montada con los manteles y la porcelana que me regalo mi madre. Las copas de bohemia estaban regadas por una de las botellas que sobraron de Navidad. Obsequio de mi padre, vino de Toro de Zamora de mi tierra. La  mesa adornada con una suculenta ensalada y una escueta, pero enorme tortilla española. Mi menú favorito, simple y complicado a la vez…
Al otro lado de la habitación estaba Paco, me recibió con una sonrisa forzada, intentando  terminar los últimos detalles. Mientras tanto empezó a sonar nuestra canción, me ofreció vino y  abrió la palma de su mano entregándome un estuche…
Veintitrés  minutos antes, BAR EL PASO:

-          Juan, una Tortilla.

-          ¿Cómo la quiere el señor? Tal cual o de jamón o de  bonito o de camarón o la quiere paisana a lo mejor.

-          NO JUAN, QUIERO UNA TORTILLA, PARA LLEVAR, DE PATATAS POR FAVOR,
¡QUÉ ME ESTÁ ESPERANDO MI MUJER!

-          Y, ¿cómo está María?

-          ¡Bien! Trabajando mucho.

Para Paco los minutos de espera son interminables:

-          Paco, la tortilla. Siete  con ochenta, por favor.
-
-          TOMA, JUAN, COBRA Y GRACIAS.

-          Paco, por cierto, ¿hoy hace un año de vuestra boda?

-          ES VERDAD; MARÍA ME ELIGIÓ A MÍ, PERO LE SIGUEN GUSTADO TUS TORTILLAS.


-          Es la vida Paco, no pasa nada. Da la recuerdos, me alegro que os vaya bien, y si puede que me devuelva mi lib...

Con la tortilla por fin en su poder, Paco  marcho para su casa, a toda velocidad sin esperar a que Juan terminara de hablar.


…al ver el estuche me puse súper nerviosa y se me secaron un poco los labios por lo que acepté de buen grado saborear el vino de papá. Antes de abrir mi regalo, solté la copa encima del televisor, para tener libre las dos manos. Paco me miraba impaciente, agarré mi estuche con cuidado es pequeño, pero pesa.


-          ¿Qué tendrá dentro? Pienso.

 Sonreí, cerré los ojos y ala abierto.
-
-          ¡Dios! ¡Dios! ¡Dios! ¡Un Diamante! ¡Un Diamante! ¡Un Diamante!

Y, ¡qué diamante! el más grande que había visto en mi vida. Necesitaba beber, fui a por el vino, pero con los nervios tire la copa, por lo que opte por besar a Paco alocadamente. Pare para respirar y beber de la misma botella, el vino manchó mi blusa, Paco intentaba recuperar cada gota de ese vino de la felicidad, besando mi acalorado cuerpo. ¡Qué diamante! Fuimos a cenar con la prisa de dos amantes que tienen miedo a que se acabe la noche. Ya en la cama me entregue a él, como una loca, que no tiene miedo a nada. Le di mi regalo de aniversario…

 A la mañana siguiente, desayunando:

-          Paco, anoche estuviste fenomenal

-          ¿Te gustó, nena?

-          Sí, ¡qué diamante!

-          ¡Gracias! cari

-          Pero… la tortilla, no es lo tuyo, estaba salada y se te olvido echarle cebolla.

-          ¿Cómo? MIERDA… “será cabrón” Rumió

-          Paco, no te enfades, pero las tortillas de Juan, me gustan más.

Moraleja:

-          No dejes que nadie te dé la vuelta a la tortilla, no vas tener siempre un diamante para arreglarlo.


 
Tres vidas.

Hola:

La historia que os voy a contar es inverosímil, pero autentica, por lo menos para mí, es verdadera.

Yo, he muerto tres veces. La muerte es parte de la vida, todo lo vivo muere. En mi tercera muerte se paró mi corazón, vi pasar mi vida en diapositivas, como si fuera una película, pero para mi sorpresa, cuando acabó la película de mi tercera vida, empezó otra en la que yo era el protagonista,  pero esta transcurría en otro tiempo, en el mismo lugar y con las mismas almas. He vivido tres vidas. He visto pasar mis vidas en diapositivas. Las diapositivas flotaban en un elemento transparente como una burbuja de jabón que desprendía una luz ultravioleta era invisible que se hacía perceptible, cuando el alma abandonaba mi cuerpo.

Yo le hice un guiño a la muerte. Los médicos me volvieron a la vida. Estuve  mucho tiempo pensando en mis otras vidas:

-¿ No seria un sueño?.

 Y llegué a una conclusión: El alma es energía, la energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma en materia. Todos los seres vivos tienen alma y para mí nuestro planeta, Tierra, esta vivo.

 Al morir nuestra energía se adhiere al alma de la Tierra, y la naturaleza convierte esta energía en materia, en seres vivos. Siempre  son las mismas almas.

Los humanos somos viajeros del tiempo sin memoria. A mí, mi tercera muerte me hizo recordar. Yo, en mis otras vidas he estado enamorado de la misma alma, porque el amor sobrepasa al tiempo.

Es mi alma gemela y nos topamos en distintas vidas, distintas épocas de un mismo lugar. Nuestro destino es estar juntos como energía o materia.

Mi primera vida:

Lo primero os voy a situar. El lugar es Pozuelo de Alarcón y el tiempo la prehistoria. En esta época, este lugar era un valle con grandes bosques e inmensas praderas de margaritas. Mi vida fue corta pero intensa. Yo era el mago de una tribu de Cro-Magnon, salíamos a cazar jabalís y pequeñas aves. Un día en una trampa había una presa que no era comestible, era una mujer, los cazadores pensaron sacrificarla, pero yo no se lo permití. Nada más verla me enamoré de ella. Me hice un corte en la mano con un hacha de sílex y con mi sangre manche su bella cara, para demostrar a los cazadores que la extraña mujer me pertenecía. Ella gritaba porque no entendía lo que pasaba, era de otra especie, era Neandertal. Yo en mis sueños ya la conocía.

 Era la mujer de mi vida. Ella sabia que yo no la iba hacer daño, sino todo lo contrario. Todos los días nos íbamos al bosque a recolectar frutos.

 Ella recogía margaritas y luego las colocaba en nuestro lecho dentro de la gran cueva, donde disfrutábamos de nuestro amor. La gran cueva de nuestro poblado estaba situada en la orilla de un riachuelo, donde pescábamos y del que obteníamos el agua para beber.

Todos los hombres íbamos a la caza. Un día, cuando regresamos con la caza, la tierra empezó a temblar. Yo, me quedé sorprendido, porque la tierra no debía moverse: -¿La Tierra estaba viva?. Sobre mí  se precipito un árbol y me hizo una herida mortal. Yo, sólo podía pensar en ella. El poblado estaba destrozado y algunas mujeres heridas. Mi mujer me estaba esperando en el lecho de margaritas, pero la cueva se hundió sobre ella. A los dos se nos acabó nuestra primera vida.

La muerte no es el final sino el principio.

Mi segunda vida:

También estamos en Pozuelo de Alarcón pero en siglo XIX. Esta historia es más extraña, porque en esta vida no soy humano, sino un ave, una cigüeña. La naturaleza convierte la energía en materia, en seres vivos, el alma no cambia pero sí la materia, por lo que esta vez la naturaleza me ofreció esta vida. ¿Por qué no iba a aceptar su oferta?.

En esta vida encontré a mi pareja en un riachuelo que estaba  cerca de una pradera de margaritas, dónde podíamos cazar pequeñas ratitas. Nuestro nido de amor estaba situado en el campanario, desde el que podíamos visualizar todo el pueblo y a los pozueleros de antaño y sus costumbres. En el campanario susurramos  lo bonito que era este pueblo:

– Es un pueblo de un insólito clima. Por eso pasan los trenes de verano llenos de aventureros que vienen a este pueblo, porque a dos kilómetros de la estación, hay un vivero de oxigeno sacudido por las cuevas del Guadarrama, que ha curado muchas enfermedades. Es un pueblo culto y limpio y los pozueleros son gente elegante. Hay praderas de margaritas y de violetas, hay calles de rosales, árboles del paraíso. No hay ningún lugar en los alrededores de Madrid que se le parezca.

Las cigüeñas somos fieles por naturaleza. Cuando vi a mi pequeña Neandertal me di cuenta que a esa cigüeña ya la conocía de otra vida. De momento, mi segunda vida era más tranquila. No pensaba en otra cosa que mi pareja, en darla el amor que no habíamos podido disfrutar en la vida anterior. Cuando  llegaba el frío emigrábamos a otros campanarios más cálidos, pero no eran igual que mi pueblo. Mi pequeña Neandertal murió de vieja, pero feliz, teniendo una vida plena.

 Yo, en cambio me morí de pena, deje de ir a la pradera de margaritas a alimentarme. Tenía que volver a oír  cálido murmullo del canto de la cigüeña.

 La muerte no es el final sino el principio.

Mi vida actual:

Estamos en el presente, en el mismo lugar. Ya os he dicho que yo, le hice un guiño a la muerte. Por eso os estoy contando esta historia.

En la vida actual, cuando era niño me gustaba ir al campanario  a ver a las cigüeñas, me quedaba horas y horas, no sé porqué. Desde el campanario se escuchaba cálido murmullo del canto de la cigüeña. Al lado de mi casa había un parque “ La Fuente de la Salud”, donde iba a jugar. Este parque tenía un riachuelo, en sus orillas florecían margaritas. Yo las recogía y me las llevaba a mi cama, con su esencia me dormía relajado. Siempre tenía el mismo sueño,

-Una mujer que se transformaba en cigüeña,

Que cantaba una cálida balada,

Y su voz era un murmullo de mi alma,

Y hacíamos el amor en un lecho de margaritas,

Y otra vez la cigüeña se transformaba en mujer.

A los dieciocho años de mi actual vida:

Me dio por beber, porque me faltaba mi alma gemela. Yo todavía no tenía memoria de mis vidas pasadas. Un día el alcohol me pasó factura, me dio un coma etílico, además estaba obeso, mi corazón no lo soportó y me dio un ataque cardíaco. Los médicos me volvieron a la vida. Yo vi pasar mis vidas en diapositivas. Yo iba al campanario a pensar. Estuve mucho tiempo pensando en mis otras vidas:

-¿ No seria un sueño?.

A los veintiún años de mi vida actual:

Una mujer salió de la iglesia, le pregunté la hora:
 -¿Qué hora es?,

Ella: -¿No me conoces?,

 Yo la dije-¡No!

 Ella: -¡Me he confundido, perdóneme!.

La mire a los ojos fijamente, me quede inmerso en sus iris. Era ella, mi cigüeña, la volví a encontrar de nuevo con otra cara, otro nombre, otro cuerpo diferente, pero era ella. Esta vez la naturaleza se había superado, porque estaba más bella que en las otras vidas. Su pelo era una sábana de terciopelo, que cubría ligeramente sus hombros. Su piel era suave como de melocotón y sus piernas eran un paraíso para mis manos.

 Su cuerpo tenía una simetría perfecta, excepto algún lunar que dibuja uno de sus pechos. Su mirada hacia florecer en mí recuerdos de mis vidas pasadas. Su voz hacía que mi alma aflorara fuera del cuerpo, para poder sobrevolar la pradera de margaritas.

  Ella era una viajera del tiempo sin memoria. Volvimos a coincidir en el campanario, yo la entregué un ramo de margaritas. Planté una margarita en una de sus orejas y la cogí de la mano.

Ella: -¿Cómo sabes que son mis favoritas?,

 Yo: – Sé muchas cosas de ti, ¡estas en mis sueños!.

Los dos de la mano anduvimos sin dirección,  nuestras almas nos llevaban al riachuelo, casi seco, en su orilla había una pequeña praderita de margaritas. Nos abrazamos y los dos a la vez nos dijimos:

-¡Te amo!,¡Te amo!.

 Las miradas se cruzan, las caras se acercan, los labios se rozan, las almas se sueldan, nos dimos nuestro primer beso. Duró unos segundos, pero lo suficiente para estar vivo. De nuevo estábamos juntos. Tuvimos varios años de felicidad, pero una tormenta de odio nos separó y delante de nosotros levantaron muros de fuego, que nos impedían acercarnos él uno al otro. Yo ya sabia que te volvería a perder y volvería a sufrir. Porque vivir también mata.

A mi querida cigüeña:

-Mi primera margarita es para mi cigüeña, mis primeros pensamientos del día son para mi pequeña Neandertal. Sueño con el lecho de margaritas, sueño con sobrevolar la pradera de margaritas, sueño con el primer beso que me regalaste en cada una de nuestras vidas; sueño con la próxima vida.

Que la naturaleza fusione nuestras almas y al transfórmala en materia nos convierta en un árbol para poder estar contigo mil años. Me gustaría nacer en la orilla de un riachuelo al principio del bosque, para poder ver la pradera de margaritas, ver jugar a las niñas de mi cuento, ver a las cigüeñas volar. Me gustaría que mis frutos dieran de comer a las Hadas y a los Duendes del bosque y en mis ramas los colibríes puedan descansar.

Tu serás la savia que fluya por mis venas, yo seré el tronco que te sustenta felicidad espero que echemos raíces, y  que las raíces sean profundas, para que se amamanten del alma de la Tierra.

La muerte no es el final sino el principio.

La vida, es un círculo, al que hay que dar la vuelta para vivir. Las sumas de muchas vidas hacen que el círculo se convierta en esfera. Para que pueda nacer una vida otra debe de morir. Las otras almas quedan a la espera, junto al alma de la Tierra, para nacer.

El alma es energía, la energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma en materia. Todos los seres vivos tienen alma.

No sé cuantas vidas voy a vivir, pero espero verte en todas porque el amor sobrepasa al tiempo. Nuestro destino es estar juntos, como energía o materia.

Este relato esta dedicado a mi alma gemela, de tu aprendiz de poeta. Te espero en la pradera de margaritas en un futuro. No te preocupes, porque tenemos todo el tiempo del mundo. Mientras yo, voy ir al campanario a escuchar cálido murmullo del canto de la cigüeña.






El amor, que no espera.

No pude transformarme en princesa porque el imbécil seguía mirando.

El hada le pide que me suelte en el suelo, para poder hacer su trabajo y transformarme en princesa, no sé da cuenta mi príncipe bobo, que a la pobre hada, le quedan todavía muchas ranas en el día, ¡qué son las siete de la mañana!. Yo, ya recién besada, impaciente por ser princesa en pronta mañana. Mi príncipe, si un beso de rana te sabe como tocar el cielo, ¿cómo te sabrán mis labios carnosos?, ¿a caramelo? o ¿a regaliz negro?. Ya sé que me quieres, yo quiero quererte, mas suéltame en el suelo para poder amarte para siempre




 

El sueño

Hola:

 Yo no soy nada ni nadie, solo me gusta contar historias, historias que me pasan, historias que sueño despierto y las vivo dormido.

La historia que os voy a contar no sé si me ha pasado de verdad, no soy perfecto.

 Un día al salir del trabajo nos fuimos a tomar  unas copas, yo me emborracho con una chapa, ese día, mejor dicho esa noche, fueron más de una chapa. Me fui andando a casa porque no podía conducir.

 En ese largo caminar sucedió algo, no se como, aparecí tumbado en un prado de margaritas, me levante asustado porque no sabía donde estaba, solo se veían margaritas por todas partes. El sol cegaba  mis rojos ojos, me puse a caminar sin saber a dónde. El aroma que desprendían las margaritas me hacia sentir relajado, mi estómago rugía, tenía mucha hambre, no sé cuanto tiempo había estado dormido, mi reloj se había perdido: Caminé varias horas, por lo menos eso me pareció a mí. Estaba muy cansado, a lo lejos advertí una casa. Me puse a correr a ver si conseguía salir del campo de margaritas, porque mi cabeza me hacia chiribitas, la casa se hacía cada vez más grande, yo chillaba:  “¡Hola!, ¿Hay alguien?”. Había un cobertizo y dentro vi  montada una mesa redonda, llena de comida. Volví a gritar: “ ¿Hay alguien?”. Nadie me contesto.

Yo tenía mucha hambre, la mesa redonda estaba repleta de comida, montada para trece comensales. Me senté en una silla de madera maciza, parecía de pino, como la mesa, creo que la casa también; me puse a comer, era increíble,  porque me gustaban todos los platos que había en la mesa. Me levanté después de terminar de comer, me sentía culpable por comerme una comida que no era la mía. En el bolsillo de la camisa tenía la pluma que me regaló mi Maestra y en una servilleta escribí una nota:

“Perdónenme por comerme su comida, tenía mucha hambre.

He gritado y nadie me ha contestado”.

 ¡Que extraño! La pluma dibujaba de color violeta. Me puse a caminar, a ver si veía alguien. A lo lejos observé un bosque de pinos, me puse a caminar hacia él, los árboles eran de gran tamaño. Al entrar en ese bosque de árboles centenarios la luz del sol se hizo oscuridad, mas adentro del bosque se oían  risas de niños y el ruido de un riachuelo. Me puse a caminar hacia el lugar de donde provenían  los ruidos.

Al llegar al riachuelo, noté un soplo de viento, de repente apareció mi sobrina, me dijo: “Hola tío”. Yo me quedé sorprendido.

Manolo: – ¿Que haces aquí María?, María: – Me ha traído mama. De pronto apareció mi Hada en una burbuja de jabón de la Toja.  Me di cuenta que estaba soñando. Ana: –Manolo, té he traído conmigo para que no se te acerquen los Demonios, Manolo: -Ana, ¿Las otras risas de quien son?, Ana: – Son de tu casi sobrina, la niña de sonrisa infinita, Carla. La traje para que los Demonios no le quiten la sonrisa de su boca y a ti no te duela el corazón, las dos niñas están muy contentas de estar juntas, María no deja de correr y Carla no deja de reír. Tú, Manolo, ¿ya has comido no?, Manolo: -¡Sí!,Ana. Ana: – Nosotros vamos a comer, Manolo: – Ana, ¿cómo que sois tantos?, Ana: -Porque,  Carla, ha invitado a unos amigos suyos, tú los conoces. Manolo: -Si, ¿quiénes son?, Ana: -Son los mágicos duendes, que viven entre los dedos de sus pies, sabes que son ocho, cuatro en cada pie, cuatro chicas y otros cuatro chicos, Con sus riñas, la hacen cosquillas en los pies. Y tú con esas risas eres feliz Manolo. También se va a cercar nuestra amiga la Brujita. Vamos para la casa Manolo”.

Todos nos fuimos a la casa de madera a comer. Dentro de esta había fotos de Wuytalo con la Princesa, al lado fotos de mi sobrina corriendo y de Carla riendo. Vi un libro que estaba  dedicado a mí:

“Dedicado a Manolo de tu Maestra,

Que nunca se te quiten las ganas de contar historias,

Aprendiz de poeta”.

Y también había una estatua de los Demonios, en su pedestal tenia escrito un lema:

“Mejor ser Mortal que Demonio,

El Odio te deshonra el alma,

La Envidia te consume el alma,

El Despotismo oscurece el alma”.

Los demás se pusieron a comer. Mientras, yo me fui a ver la grandiosa pradera de margaritas. En el centro de la pradera había una gran piedra redonda, que parecía un altar. Las margaritas parecían girasoles, mirando todas hacia el sol, como si estuviesen rezando.  Corte tres margaritas y  me tumbe en la piedra. Pensando en mis sobrinas, deshoje una margarita, deshojando fantasías, pero la margarita dijo: ¡No!. Las otras dos margaritas me las guarde en el bolsillo. Me puse a escribir unos poemas para mis sobrinas, con la fragancia de las margaritas, los versos florecían de mi pluma que dibujaba en lienzos de terciopelo.


Dedicado a María de tu tío Manolito:




La niña.

La niña corre y corre,

No para de correr.

La niña  sube: – Tío agua,

Tío pan, tío leche, tío, tío.

La niña corre y corre,

No para de correr.

La niña sube: – ¡Tío, tío, tío!,

¿Que hay que hacer tío?.

No hay que hacer nada, María.

¡Jope tío, tío!.

¿Que hay que hacer tío?.

¡Niña, vamos a subir cosas!.

La niña corre y corre,

No para de correr.

La niña sube: -¡Tíos, tíos!,

¡Tíos, quiero chistorra!: -No María,

¡Pues torreznos!: -No María,

Hay lentejas y un filete María.

¡No tíos!, ¡Eso no me gusta jope!.

La niña corre y corre,

No para de correr.

La niña sube: -¡Tío, tío, tío!,

¿Tío juegas conmigo?,

Sí María,

¿A qué?. ¿Al escondite?.

¡No tío!, ¡Al pañuelo!,

¡No tío!, ¡Vamos a dibujar!,

No mejor al escondite.

Vale,  te la ligas tú María,

No te la ligas tú tíoo.

¡Jope! Tío, !Eres tonto!.

Mi niña que llora

Por nada y ríe por todo.

Mi niña, Mi Sobrina bonita,

Que corre y corre,

No para de correr.

Dedicado a mi Pequeña niña Carla de su amigo de corazón Manolo.

La sonrisa de las Estrellas.

Carla, la niña de sonrisa infinita,

Cuando no sonríe le duele el corazón.

Cuando tú, Carla, sonríes y me miras

Con tus ojos brillantes,

Son dos estrellas del cielo de verano.

Entonces mi pobre corazón,

Se me atiborra de alegría,

De ver a mi pequeña Carlita sonreír.

Cuando en el cielo aparecen estrellas fugaces,

Cuando el cielo llora,

A mí me duele el corazón,

Si Carla no sonríe,

  A mí me duele el corazón,

Mi pequeña niña,

Sueño con estar a tu lado,

Y poder verte sonreír.

Sueño con estar a tu lado,

Para  poder intentar responder,

Alguna de tus preguntas sin respuesta,

Y con las tonterías que te digo, te hago reír,

Para  poder verte sonreír.

Sueño con estar a tu lado,

Para jugar a la oca,

De oca a oca y tiro porque me toca,

De oca a oca y tiro porque me sale de las Pe…

Y con las tonterías que te digo, te hago reír,

Para  poder verte sonreír.

Sueño con estar a tu lado,

Para poder contarte un cuento,

De esos mágicos duendes,

 Que viven entre los dedos de tus pies,

Sabes que son ocho, cuatro en cada pie,

Cuatro chicas y otros cuatro chicos,

Con sus riñas, te hacen cosquillas en los pies.

Y yo te puedo ver sonreír,

Con tu mirada de estrella y tu sonrisa infinita,

Mi pobre corazón se me llena de alegría.

Mi pequeña Carlita no corras por hacerte mayor,

Y deja que disfrutemos de tú dulce inocencia,

Y tu gran imaginación,

Y ese genio, que nos desborda.

Mi pequeña niña, No pares de sonreír,

Mi pequeña niña, ¡Te quiero!, Carla.






 BUENAS SOY MIGUEL Y  TENGO 10 AÑOS...
Mi familia es pobre, muy pobre, requeté pobre, tanto que, tenemos seis gallinas y entre ellas ni se hablan, entre todas ponen un huevo, pero que huevo. Como no tenemos agua potable, mi pobre Madre lo escalfa con lágrimas, es la comida para todos, ¡como llora la pobre!, pero nunca le faltan pañuelos, la pobre utiliza sus propias lágrimas para lavarnos… somos pobres, pero limpios.
Eso sí, mi familia es trabajadora a tope.
Mi Padre trabaja de parquímetro móvil y mi Madre trabaja en el metro vendiendo pañuelos, mi hermano mayor trabaja encontrando carteras. Las encuentra  y las echa al buzón de correos, una y otra vez, es muy bueno en su trabajo. En casa También tenemos un señor de verde, no sabemos quien es, pasaba  por allí y se quedo. Le llamamos EL INCREÍBLE HULK, no trabaja en nada, pero como va de verde esperanza da alegría en Navidad, como no tenemos árbol con bolas, porque somos pobres.
Después esta mi hermano pequeño íbamos a ser gemelos, pero el muy envidioso  se espero otro seis meses para nacer y seguir comiendo de la sopa boba y para ser el centro de las miraditas. Yo en cambio cogí el timón y decidí nacer a los nueve meses y un día, para ayudar en casa. Me acuerdo perfectamente, naci  y llore y llore y llore.
Mi Madre decía:
-          ¡Este niño tiene hambre!, ¡Este niño tiene hambre!, ¡Este niño tiene hambre!

Y llore, y llore, hasta que un vecino arrojo un pollo, otro  unas albóndigas, otro panceta. Así que, esa noche cenamos y todo. Me acuerdo perfectamente que naci en una mañana de verano del 31 de diciembre, me hacía tanta ilusión ver las campanadas con el hombre de verde.
En mi casa tomamos las campanadas con los restos de comida del día anterior. Una alita de pollo, media aceituna, un trozo de pizza, pan duro. No es fácil reunir doce cosas en la casa del pobre, pero se intenta. Me cuenta mi Madre, que una vez  en una noche vieja, Un rico les dio una bolsa con comida y en esta había dos latas caducadas de uvas sin hueso, ya se sabe estos ricos lo desaprovechan todo. Pues en esa noche vieja a mis padres les cambio la suerte porque no durmieron más a la intemperie encontraron el  viejo puente donde dormimos ahora.
A Miguel, le encontró la policía puesto de pegamento, esta historia se la conto a una enfermera  de asuntos sociales.






De repente escuché un ruido como el de un coche. Me levanté a ver, eran los Demonios que venían a por mí, a robarle la sonrisa a Carlita y no dejar corre a mi sobrina bonita. Me fui a la casa de madera a avisar a mi Hada y a la Brujita. Le dije a mi Hada: “Llevadnos donde los Demonios no puedan ir”. Y Ana me explicó: “Si te encuentran, te monto en la burbuja, y te llevo a un lugar seguro, a las nubes con nuestra amiga la Brujita, donde los Demonios no nos podrán encontrar, porque estaremos muy cerca del cielo”. María se puso a correr hacia la burbuja, Carla recogió a sus mágicos duendes y se monto en la escoba de la Brujita. La Brujita ya había calentado la escoba al sol, para poder elevarse hacia las nubes de colores. Los Demonios se acercaban en el siniestro Picaso BSS, el Taxista de conductor. Venían a por nosotros, yo me metí en la burbuja y mi Hada con el pensamiento, la hizo navegar hasta las nubes, hacia la casa de la Brujita. La Brujita frotó la escoba y de un salto se transportó a su casa. Creo que están todos a salvo.

Ya estaba muy a gusto, de repente me desperté en la cama de un hospital. Me dio un coma etílico, era todo un sueño. Me dieron el alta y cogí un taxi y me fui a mi casa, era las nueve y a las once tenía que trabajar. Llegue a mi casa y me di una ducha, porque todavía olía alcohol.

Metí la mano en el bolsillo a ver sí tenia mi teléfono móvil, mi sorpresa fue que dentro del bolsillo tenia dos poesías y dos margaritas, para dárselas a mis sobrinas. María, que esta todo el día corriendo y Carla, que esta siempre riendo. Esta historia que os he contado no sé si me ha pasado de verdad. Yo no soy nada ni nadie, solo soy un aprendiz de poeta, que quiero expulsar a mis Demonios. Este cuento esta dedicado a todas las personas de buen corazón.

En este mundo, a los que somos buenos nos llaman TONTOS.
Yo prefiero estar en un mundo de tontos. Y no hacer daño a los demás.
Carla, no dejes que te roben tu sonrisa infinita.
María, nunca dejes de correr.






 
Coplas al Sol.

Siempre que vuestro Sol ama,
nuestras verdes almas arden,
como tronco de árbol muerto,
por deseo de los mortales.

Campo de estrellas del cielo,
tú, eres una estrella del día,
del olvido de la noche,
que con la luna reñirías

Robas horas a las noches
y a los días regalas tiempo.
Sol de dulce primavera,
que aviva a un corazón viejo.

Se sonroja al anochecer,
por el brillo de tus ojos.
La locura al amanecer
por tus besos de pasión.

A la vera de árbol viejo,
tú y yo vivimos en sombra.
De la injusticia del mundo
cantamos al Sol tus coplas.

Yo, por la noche no duermo
con una copa de vino
escribo poemas y sueños
con la luz de tus ojitos.

Sábado, 21 de abril



 
                                                       Foto del padre


Carta abierta a Adolfo Suárez:
      Sólo mis pensamientos.

 Mi estimado Adolfo Suárez; ya sé que no puede leer está carta, pero a veces, es bueno soltar los sentimientos que llevamos a dentro. Voy a ser sincero, no me gusta la Política, los políticos actuales, menos. Son gente sin ese espíritu noble, no tienen reflejo en el espejo, ni brillo en los ojos, cómo si hubiesen vendido su alma.  Voy a ser sincero, me tocó hacer el trabajo sobre Adolfo Suárez, pero no quería copiar y pegar, un montón de datos, en unos folios.  Me pregunté:  -¿Para ti, que significa Adolfo Suárez?  En ese momento, pasó mi sobrina María por mi lado, y se lo pregunté a ella:   -¿Para ti, que significa Adolfo Suárez?  Fue el que inventó la democracia. Me dijo María, con una sonrisa dulce y traviesa.  -¿El que inventó la democracia?  Si tío, el que inventó la democracia. Antes de eso había un señor bajito y enfadado, que no dejaba hablar a las personas. En la democracia la gente puede decir lo que piensa.  -¿Decir lo que piensa?  -Si tío, lo que pasa es que muchas vez, no se piensa lo que se dice. -Además tío, le deberían de querer mucho, porqué llego a ser presidente de España, y cuándo murió le pusieron su nombre al aeropuerto de Barajas. Me decía mi sobrina, mientras se marchaba.  Volví a mis pensamientos, dando algo de razón a mi sobrina. ¡El que inventó la democracia! Creo que fue un poco de todos. Cuándo Adolfo Suárez fue presidente yo apenas tenía un año, mis Padres ese año montaron el Bar, donde ahora trabajó. Mi Padre, era Pocero. Mi Madre cocinera, en una casa. Un día pensaron, que era la hora de hacer cosas diferentes, de soñar con el futuro. Pienso que la gente tenía ganas de soñar, esos políticos también. El Rey También.  Dieron alas a esa palabra llamada libertad. Fue Adolfo Suárez, el encargado por el Rey, de empezar esta nueva etapa de España, y de forjar la democracia. Todos pueden hablar, todos pueden hablar, hasta el partido comunista, que fue legalizado. Yo creo que Adolfo Suárez, también sabía escuchar. Ahora todo el Mundo habla bien de él, pero en esa España de columnas recientes, los miedos eran muy profundos, para los derechas, iba muy deprisa con las reformas. Para la izquierda, muy despacio. Por lo que le valieron  muchos insultos de la época.  «Es como un chuletón de Ávila, echo por fuera y crudo por dentro.»  Por lo que en un momento de su carrera Política se sintió que no lo estaba haciendo bien, y su nobleza y su pensamientos le marcaron que era el momento de la dimisión. ¡Eso también era nuevo! Nos enseñó, que no hay nadie imprescindible, pero que todos somos necesarios para esta niña, la democracia, que crece tímidamente entre miedos del pasado. Miedo, -23 de febrero 1981- intentó de golpe de Estado. Fallido por que algunos se quitaron el polvo franquista del uniforme y lucharon por sus sueños por un futuro para España, para un futuro diferente para sus familias. El Rey se puso medalla, pero también se quito el polvo. Adolfo Suárez: «Son miedos que podemos tener, pero ya no los queremos, el futuro lo decide el pueblo.»  Esa gente joven de entonces, Mis Padres, Tus Padres, soñaban con algo diferente, con algo mejor, hacían cosas distintas. Pusieron negocios diferentes de los que estaban acostumbrados hacer. Isidro puso una pollería, Carlos entró en la policía y también vendía pintura para coches, Jaime puso un taller, Sara un merecería. Carnicerías, librerías, auto escuelas, colegios. La personas querían prosperar desde su día a día, desde sus pequeñas cosas de la Vida.  Pero el futuro es muy largo y esa gente joven se hacían mayores, ¡la Vida es bolero! A Adolfo Suárez le diagnosticaron la enfermedad de alzhéimer. Para mí, una de las peores enfermedades. Olvidar, alguien que tiene tantos recuerdos. Adolfo Suárez murió en primavera ya sus lilas de Ávila tenían flores moradas, y el almendro reía a los pájaros, su tierra lloraba, mi tierra lloraba. Hay que reconocer, que algo hizo por España. Homenajes, donde todo político quiere su medalla. Su nombre, Al aeropuerto de Barajas, cerrada una etapa de la historia de España.




El otro día, me pasó una cosa graciosa. Bueno, al final sí.

Casi acabo en comisaría por comprar tiritas... Cómo siempre al cerrar el bar llevo a mi compañero a su casa... Era una noche de esas, que hacía mucho calor. Decidí ir a ver una amiga, que también es camarera, pero que cierran más tarde, que nosotros. Voy para allá, todo contento y sin preocupaciones, con tres euros nada más... Entre en el bar, saludo como siempre. Se nota, que habían tenido mucho jaleo, porqué la barra estaba atestada de vasos sucios. Bueno, me pido una coca cola. Al rato, una camarera nueva, tira un vaso con la mala suerte, que con los cristales se corta mi amiga un dedo del pie. Resulta, que no tenía tiritas. Por lo que sin pensarlo, me fui a comprarlas con la coca cola, y todo. Fui en el coche hasta el OpenCor. Por mi desgracia, dos policías secretas me piden la documentación en la puerta de esa tienda,  no la llevaba, me la deje en casa como siempre, soy un despistado. Al ver el vaso de tubo, pensaron que era una copa... Les tuve que dar un montón de explicaciones de lo que pasaba, que no bebía, que fui a ver una amiga , que no sé, que no sé cuantos. Al final, me dejaron por pesado ¿creo? Pero yo no contento esto, cuando ya se iban, me di cuenta, que tampoco llevaba dinero, para las tiritas. Pues, se lo pedí a uno de los policías y el pobre hombre me lo dejo y todo. Tendré que ir a la comisaria, para darles las gracias, y su dinero





 
La nada
evapora  el brillo de mis ojos
dejándolos ciegos.

La nada
abrasa corazones
convirtiéndolos en piedras.

 La nada
se apodera del todo
dejando libre a la soledad.

Pero la nada no puede con tu voz,
que son tus palabras en versos
es nuestro principio,
nuestro fin,
nuestro todo.

La nada es nada
somos nosotros
quien la convertimos en todo,
porque pensamos,
porque sentimos,
porque soñamos,
existimos entre esas palabras,
en esos corazones
en ese brillo de unos ojos,
que leen emocionado
cada uno de mis poemas.





En la fábrica de los sueños.

Las nueve estrellas fugaces
peinan las noches de junio,
concediendo deseos y sueños,
a la inocencia de los niños.

Al recibir de tus ojitos
la dulce mirada de niña,
las destierras,  al mundo de los sueños,
a las estrellas, que al cielo Chillan.

Pidiendo que te concedan tus sueños
nueve deseos, nueve años.
En la fábrica de los sueños,
junto tu inocencia los tienes guardados.

Mirando al cielo una noche de junio,
no cualquier noche
sino la de tu cumpleaños
veo nueve estrellas fugaces
al cielo peinando.

Para mí, sólo un deseo,
que siempre conserves tu sonrisa,
junto a tu dulce inocencia,
en la fábrica de los sueños.

Cierra muy fuertes los puños
mira esta noche al cielo,
para que las estrellas, te vean
y te concedan tus deseos y sueños

Para ti, el resto de estrellas,
para ti, toda una vida.
María, dame tu dulce mirada
y yo a ti, está alegre poesía.

Dedicado a María, mi linda sobrina, de tu tío Manolo, el aprendiz de poeta.





 
Un SÍ, del destino.

Apareció Cupido,
con sus flechas de terciopelo,
y te incrusto el amor en tu corazón.
Con el amor de cara,
asomo tu destino,
como una encrucijada en el camino.

Con un simple SÍ, de puro amor,
dejarás atrás los campos de margaritas,
mas su fragancia,
quedará perenne en tu memoria.
Con un simple SÍ, de puro amor,
dejarás atrás un trocito de tu alma,
mas quedará el susurro en versos,
las caricias de tus Amapolas.
Con un simple SÍ, de puro amor,
dejarás atrás camino,
mas el propio tiempo,
te dará más camino,
con las orillas verdes de esperanza.

El Sol te ofrecerá sus sombras,
y la Luna vieja, su luz,
esencial para amar y seguir tú camino.

Tus Amapolas, quedarán a tu vera,
para cuando las necesites oler,
te recordarán, que la amistad,
es tan necesaria cómo amar.

Apareció Cupido,
con él,
tu destino,
la felicidad...

 Un SÍ, del destino, que llega por amor.

Prospera felicidad.
que tu boda sea de blanco,
por la pureza de tu alma.
Que tus amigas,
las lindas Amapolas,
te acaricien con el arroz,
para decirte,
de bajo de esa lluvia,
que te quieren,
y que tienen tu felicidad
para siempre grabada en su memoria.
Que el futuro sea tuyo,
como lo fue el pasado,
y vive, vive el presente,
con pasión y alegría.

 
CARTA ABIERTA A LOS REYES MAGOS
Mis queridos  Reyes:
Se acerca la navidad y todo el mundo compra o necesita que le obsequien con grandes regalos envueltos con colores vivos. Yo no necesito nada de eso, la verdad en mi vida tengo mucha suerte; tengo a mi familia que me arropa y trabajo que no me falta. Dinero no me sobra, pero puedo tomarme un refresco cuando quiera. De  salud no ando mal, pero  ya cuidándome, que tengo una edad. Los amigos están ahí, son  los pocos, pero buena gente, nos ayudamos con nuestro trueque, trapicheando con la inocencia.
No sé cómo os puedo pedir lo que necesito:
-          Lo primero quiero pedir perdón a toda la gente que he molestado a lo largo de mi vida por mi forma de ser, mis queridos  Reyes Magos, cómo sois magos me gustaría pedir ese regalo por favor. Les podríais mandar un recuerdo agradable para hacerles sonreír, para mí la sonrisa es lo más bello de una persona.

-          Lo segundo, me gustaría que el mundo fuera más despacio, ya sé que eso es imposible
Por lo que he pensado en pediros una idea, que me regaléis esa idea, para poder ponerme a su velocidad y la idea consiste en ver una cosa nueva cada día. No pararse como el Mundo, no pararse, esa es la idea.
-          Lo tercero, me gustaría que la soledad no atrapara a nadie al que quiero, os pido en esta carta que mandéis ese regalo a toda la gente que algún momento me ayudado, mi regalo para ellos es que sientan el calor humano, que sean queridos, que sientan el abrazo de la felicidad, mandárselos mis queridos  Reyes Magos.

-          Cuarto, me gustaría pedir para toda la buena gente que está lejos de su familia ayudando a otras personas que les hicieras llegar un beso grande de su mujer y de sus hijos de su familia y de la gente que les quieren…para mí no hay dinero suficiente para pagar su labor por lo que tienen mis respecto y las gracias infinitas…

-          Quinto y ya el último porque si no me excedo como en todo  lo que hago. Me gustaría ese regalo que me falta, poder madurar un poco, para aprender a estar en medio de la balanza y no en los extremos, para saber dar importancia a lo que tiene, para poder ser un hombre y no un niño.

Mi queridos Reyes Magos, os pido ¡¡¡Feliz Navidad!!! También, para vosotros…


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Semblanza sobre Carlos Parada por Carmen Parada

Presentación de la revista Espiga de Papel en el Centro Cultural Las Aguilas donde canto y toco la guitarra ademas de que tambien participo con la impresión y lectura de una de sus poesías. “ HISTORIA DE UNA VIDA “
Carlos Parada Orozco, nació en el Sanatorio de la Beata Margarita, en Guadalajara, un Sábado 6 de Mayo de 1939. Acudió al Preescolar, por 3 años, a Primaria, por 6 años, a Secundaria, por 3 y a Preparatoria, por 2, que eran los requeridos. Al no poder ingresar a Ingeniería, por no encontrar espacio, se empleó temporalmente ( según Él ) como ayudante de mecánico. Al llegar su tiempo, ingresó al Servicio Militar, obteniendo su Cartilla, en 1957, obtuvo su Licencia para manejar Vehículos. En 1961, formo parte de la Constructora, CYP Jalisco, quien construyo los fraccionamientos: Jardines del Bosque y Jardines del Country y la Calzada de la Victoria ( hoy Av. Mariano Otero ). En esta empresa, fungió como Jefe de Maquinaria. En Abril de 1962, contrajo Matrimonio con María de l…

El septyimo cielo en los ojos n°60

Publicación gratuita
DIRECTORA :GLADYS CEPEDA
LO PUEDEN ENCONTRAR EN FACEBOOK COMO "EL SEPYIMO CIELO EN LOS OJOS"AGRADECEMOS LA DIFUSIÓN difundir eventos ,talleres ,o enviar colaboraciones a facebook
.Los que deseen enviar ensayos o notas para el blog pueden contactarse en el grupo de facebook o por mensaje privado siempre citando la fuente ,se agradece la difusion en cada grupo de facebook,por email y los mensajes de apoyo Se agradece el material enviado por los autores y artistas  Algunas de las notas son ext.de Google

Los invito a visitar en FB EL MUTANTE POÉTICO 
LAK-BERNA Pag.y LAK-BERNA Revista  
Amigos  finalizamos por este año la publicación
Este es el último número de este año !Quiero agradecer a todos !colaboradores ,lectores ,y a todos los que acompañaron a la publicación ,a los entrevistados y a los que pude realizar pequeños homenajes en los números especiales!
Quiero agradecer especialmente a Manuel Barranco Roda por todo lo que hizo y hace por las publica…

LA CUMPARSITA ( CON GLOSA) PORQUE CANTO ASI,JULIO SOSA

LA CUMPARSITA (Porque canto así) Por Carlos Basabe
Julio Sosa hizo suyos los versos de Celedonio Flores. Dejó dos grabaciones, una con la orquesta de Leopoldo Federico, siendo solista el día viernes 18 de agosto de 1961, y la otra una grabación particular realizada durante una charla radial con una presentadora. En la misma grabación, Julio Sosa canta "Mi noche Triste". Julio aclaró antes de empezar a cantar lo siguente; "Para Españita y Roque, un matrimonio amigo tan querido, voy a dejar como recuerdo grabado los versos de Celedonio Flores Porqué canto así". (Me acompaña Leopoldo Federico con su bandoneón.  Según el escritor Uruguayo Federico Silva, esta grabación particular fué obtenida en casa de un amigo de Julio Sosa, en Firmat (Provincia de Santa Fé, argentina). Este cantor recio, nacido en la localidad Uruguaya de Las Piedras, les hacía algunos retoques a las letras o las expresiones. En esta grabación cuando dice "este tango, habla por mi", repite …